En bici por el transito (2° Parte)

“Cuando el espíritu está bajo, cuando el día aparece oscuro, cuando el trabajo se pone monótono, cuando la esperanza apenas está presente, sólo monte una bicicleta y salga a dar una vuelta por la carretera, todas sus preocupaciones desaparecerán” S. Colmes

Moverse en bicicleta por la ciudad requiere de algunas medidas de seguridad necesarias para resguardarnos y evitar posibles accidentes. A su vez, como todo tipo de transporte, posee diferentes tipos de señalizacion y ‘reglas sociales’ que debemos conocer. Es necesario adentrarnos y adaptarnos a la cultura del ciclista.

Anteriormente, en ‘Una aliada en la ciudad’ (la primera nota sobre ciclismo) hemos enunciado los beneficios y desventajas que tiene el elegir la bicicleta como medio de transporte, pero sobre todo como medio de vida. Ahora, en esta continuación, nos enfocaremos específicamente en la movilidad dentro de la urbanización. Manejarse en bicicleta por la ciudad requiere de nosotros una especial atención e hincapié en algunos aspectos que no podemos dejar de lado, relacionados a nuestra herramienta (la bicicleta) y la interacción con el resto de las personas, mas allá de que sean ciclistas, peatones o conductores.

¿Que elementos son necesarios para andar por la ciudad?


Si bien no hay una legislación que indique elementos necesarios para circular por la vía publica, existen algunos elementos que resultan indispensables para hacer el viaje por la ciudad mas confortable y seguro. Dentro de los elementos que no pueden faltarte encontramos: luces delanteras (blanca) y traseras (roja), reflectantes (ubicados en las ruedas), timbre (porque aunque parezca una tontería, debemos poder anunciarnos ante quienes circulan), candado y por sobre todas las cosas, casco.

Por mas ‘antiestetico’ que pueda resultar, el casco puede ser la diferencia entra la vida y la cascos-para-ciclistasmuerte. Incluso un pequeño golpe en la cabeza puede ocasionar serios problemas en nuestro organismo. La bicicleta como vehículo, no proporciona la protección que otros vehículos suelen ofrecer (airbags, cinturones de seguridad, paragolpes, etc.) es por eso de gran importancia que nosotros mismos aprendamos a protegernos. Es siempre mejor prevenir que luego tener que lamentar.

Existen también otros elementos que pueden enriquecer aun mas el ‘confort’ de tu viaje. Son opcionales, no tienen relevancia en el desempeño de la bicicleta y tenerlos o no es una decisión muy propia de cada uno: guardabarros, soporte para cantimplora o botella, portaequipaje (trasero) o canasto (delantero).

¿Como puedo optimizar mi bicicleta?


Mas allá de las partes u accesorios que cada uno elija tener en su bicicleta, hay algunos consejos que es bueno conocer para que, a la hora de salir al mundo, nos encontremos mejor preparados. A su vez, subirse y montar una bicicleta requiere de algunos cuidados para que la posición de nuestro cuerpo sea cómoda y saludable, y no una fuente de nuevos dolores. Algunos de ellos son:

  • Ubicar correctamente los comandos de freno: es necesario que, por una cuestión de facilidad y seguridad, los comandos mediante los cuales se accionan los frenos del vehículo sean ubicados de manera que representen una ‘continuación’ de nuestros brazos. Así se evitan movimientos antinaturales de la muñeca, y se acelera la velocidad de reacción en caso de necesitar disminuir la velocidad drásticamente.6yDgd
  • Distribuir el peso de nuestro cuerpo: es común en el mundo de las dos ruedas, que quien lleva el mando de la bicicleta deposite todo el peso del cuerpo sobre las manos. Debido al poco conocido nervio ‘Ural’ (que corre por el brazo, pasa por la muñeca y llega hasta las falanges de los dedos meñique y anular) es común sentir entumecimiento y dolor en la articulación de la muñeca luego de mantener una incorrecta postura corporal. Es importante que el peso se distribuya equitativamente entre el asiento y manubrio. Esto se lograra mediante la extensión de brazos (conservando una ligera flexión) y manteniendo la columna erguida, evitando posturas poco comunes. La posición general debe ser lo mas natural posible.
  • Regulación del asiento y manubrio: la posición de ambos elementos se encuentra estrechamente relacionada, y a su vez muy emparentada con la postura corporal. El asiento debe encontrarse levemente por encima de la posición del manubrio (entre 2 y 3 centimetros). Es importante también que la altura del asiento permita que las piernas, al aplicar fuerza sobre los pedales, lleguen a extenderse, dado que es así como se lograra una mayor efectividad en el pedaleo y se desarrolla un trabajo mas amplio de la articulación de la rodilla.
  • Transportar elementos: Si es costumbre en tu rutina transportar objetos mientras te desplazas en bicicleta, lo mejor seria que tengas en ella un portaequipaje o canasto. Nunca deben colgarse elementos del manubrio, ya que alteran el equilibrio necesario para mantener en pie la bicicleta y que podrían ocasionar cualquier tipo de accidente.

¿Que normas debo tener en cuenta?


Al igual que cuando se conduce un auto, moverse un bicicleta (y especialmente por la ciudad) requiere de un elevado nivel de atención. Se necesita estar enfocado en lo que uno hace y estar listo para reaccionar ante cualquier cambio repentino en nuestro camino. Para ello, es importante evitar el uso de cualquier elemento que entorpezca nuestros sentidos, como el uso de teléfonos celulares, lentes oscuros e incluso música: en este medio, la audición es un sentido que cobra mucho mas protagonismo.

Siempre que sea posible, utiliza las bicisendas para moverte y evita transitar por la vereda. Si tenes que circular por una zona en la cual no hay bicisendas, hacelo por calles de poco transito y siempre moviéndote por los extremos del asfalto, nunca por el medio. Moverse en avenidas suele ser un caos para los ciclistas por el gran caudal vehicular. Sin embargo, algunas avenidas tienen lo que conocemos como ‘carril preferencial para bicicletas’ el cual podemos utilizar (suele ser el carril izquierdo en avenidas de mano única, y están señalizados).

En orden de prioridad de paso, el ciclista se encuentra por detrás del peatón pero sobre autos y transportes públicos, por lo que debemos ceder el paso a las personas que se dispongan a cruzar, y tenemos derecho a cruzar ante conductores de vehículos motorizados. Siempre es importante respetar el sentido de circulación de la calle/avenida y es de gran importancia señalizar tus maniobras con las manos, para advertir a peatones y conductores.

Si tenes presente alguna duda o querés nutrirte de mas información acerca del ciclismo urbano, la señaletica o cualquier tipo de información podes acceder al ‘Manual del Ciclista’ de la Ciudad de Buenos Aires. Leerlo o descargarlo y llevarlo a todos lados en tu Smartphone.


Por Julian Beviacqua
Prof. Nac. de Educación Física
@jubevia

Anuncios

5 comentarios en “En bici por el transito (2° Parte)

  1. Ahora que tengo mi bici plegable voy de a poco animandome a salir por la ciudad. La meta es poder ir al trabajo (unas 20 cuadras) en bicicleta.

  2. Buenos consejos. Algunos los conocía, como el de los frenos. Otros, como el del nervio Ural no tenia ni idea. Uso la bici bastante seguido Y la verdad que es pura ventaja: ahorro la plata del colectivo, entreno y llego más rápido. No dependo de nadie.

  3. Aqui en Roma es algo bastante comun moverse en bicicleta. Las vias estan bastante preparadas, sobre todo en la parte mas centrica/historica. Podria ser mejor? claro que si, pero es muy lindo moverse aqui. sobre todo ahora en Verano.

Danos tu opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s